7 formas de volver loco a un diseñador gráfico

7 formas de volver loco a un diseñador gráfico

(Dedicado a todos aquellos diseñadores que deben enfrentar clientes “sabiondos”!!!)

1. Cuando tenga que enviarle un documento a un diseñador gráfico, asegúrese que la imagen esté dentro de un archivo de Microsoft Office, en versión PC si es posible y no olvide de reducir la resolución a 72dpi, cosa que tenga que contactarlo de nuevo para pedirle una versión en alta calidad.

2. Si el diseñador elige Helvética como tipografía, pídale Arial. Si elige Arial, pídale Comic Sans. Si él elige Comic Sans, ya esta medio desequilibrado, así que la mitad de su trabajo ya está hecho.

3. Si tiene que mandarle un logo a un diseñador gráfico para un proyecto en particular, asegúrese de que sea muy pero muy pequeño, en baja resolución en formato .gif o .jpg. Puntos extra si lo inserta en un documento de Word, Power point ó Paint antes de enviárselo. Ahora ud. puede pensar que esto sería suficiente, pero si realmente quiere poner en riesgo la estabilidad mental del diseñador gráfico de manera exitosa, trate, en lo posible, de enviarle una versión del logo sobre un fondo del que sea imposible recortarlo.

4. Cuando le describa lo que quiere en un trabajo, asegúrese de usar términos que realmente no signifiquen nada. Términos como “quiero un diseño alegre, colorido pero elegante y formal” un “poquito” o “¿puedes hacer que sea más tipo web?”. Otras opciones son”Quiero que el diseño sea hermoso” o “Prefiero lindas gráficas, gráficas que, tu sabes, cuando las mires digas: Esas son gráficas lindas.” No se sienta mal, usted tiene el derecho. De hecho, es su deber porque todos sabemos que cuando hay luna llena los diseñadores gráficos se convierten en hombres lobo.

5. La mejor manera de elegir colores (Porque no se debe permitir que un diseñador gráfico lo haga) es escribir colores al azar en papelitos, ponerlos en un sombrero y elegirlos así. El diseñador gráfico le sugerirá que elija 2 o 3 colores principales como máximo, pero NO. Elija cuantos guste, y asegúrese de hacer lo del sombrero delante de él.

6. Cuando tenga que aprobar el diseño, tómese su tiempo. No hay apuro, tome dos días, tome seis. El tiempo que tarde en acercarse la fecha de entrega, vuelva con el diseñador y pídale correcciones y cambios que en el tiempo que le queda él tendrá que hacer y cuando termine de hacer los cambios dígale creo que como estaba al principio estaba mejor.

7. Después que haya aplicado esta lista en su victima, en parte por su naturaleza humana (aunque algunos pueden discutir si ellos son humanos o no) se volverá un poco inseguro. A medida que se vaya dando cuenta que ha cumplido con sus deseos, el diseñador gráfico abandonará toda esperanza de ganar cualquier discusión y hará cualquier cosa que usted le pida sin cuestionarlo. ¿Lo quiere en violeta? Violeta será. ¿Seis tipos diferentes de tipografías? Seguuuuro! Ud. pensará que llegado este punto habrá ganado, pero no olvide su objetivo: Que él renuncie a su profesión. Así que prepárese para el paso final. Cuando tome decisiones finales sobre colores, formas,tipografías, etc. dígale que está decepcionado de su falta de iniciativa. Dígale que después de todo, él es el diseñador y que debería ser él quien ponga sus habilidades y talentos a su servicio, no usted. Que esperaba que le diera más opciones y consejos acerca del diseño. Dígale que ha tenido sufiente con su falta de creatividad y que preferiría hacerlo usted mismo en Publisher en vez de pagarle por sus servicios. Y ahí lo tiene. ¡Listo, un diseñador gráfico en una camisa de fuerza en un abrir y cerrar de ojos!

 

Etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *